Los alimentos más perjudiciales para los dientes

by

Los alimentos más perjudiciales para los dientes

La principal causa de la aparición de caries y otras afecciones bucales es el ácido que se acumula dentro de los dientes y que va desgastando poco a poco el esmalte. Desde los alimentos con alto contenido en azúcar hasta el almidón de los carbohidratos, se disuelven en azúcares que, a su vez, pasan a ser ácidos en la boca, atacando fuertemente a los dientes y haciendo que se vuelvan más débiles.

En este artículo te vamos a mostrar cuales son los alimentos prohibidos si quieres que tus dientes gocen de buena salud durante años.

  • Caramelos

Como bien sabes, los caramelos duros y azucarados que chupaso rompes en pedazos con tus propios dientes pueden dañar considerablemente el esmalte y poner en peligro la salud de tu boca. Los caramelos están repletos de azúcar que se adhieren a los dientes que se disuelve muy poco a poco.

  • Bebidas ácidas y ricas en azúcares

Los zumos de frutas, batidos, bebidas deportivas, refrescos y toda bebida ácida o gaseosa contienen un montón de azúcares, ocasionando muchos problemas en las piezas dentales.

Si algún día te apetece tomar algo que no sea agua, procura tomar algo que no contenga azúcares añadidos o prueba a poner algo de frutas o verduras en el agua para darle un toque refrescante y mucho menos nocivo.

  • Pasteles

Los pasteles son el capricho de muchos y pocos se pueden resistir a ello. Como cualquier capricho elaborado con gran azúcar, ocasiona erosión en los dientes. Los alimentos de quedan pegados en los dientes y se introducen en los huecos más difíciles de limpiar e incluso las encías. Estos azúcares atacan agresivamente el esmalte y son muy difíciles de eliminar si no se lleva una correcta limpieza dental a diario.

  • Hielo

Masticar hielo y otros alimentos de consistencia dura puede arañar el esmalte y dañarlo dejando al diente expuesto a los microorganismos y gérmenes habitantes en el aire. Otros hábitos como por ejemplo, abrir bolsas de patatas o cualquier bote o recipiente con la boca es algo que hay que dejar de hacer ya que es algo muy perjudicial para las piezas dentales. Puede saltarte algún esmalte, deformar alguna pieza o contraer alguna bacteria.

  • Frutos secos duros

Ingerir frutos secos duros puede romper el esmalte o dañar cualquier implante dental, prótesis o tratamiento de ortodoncia que estés usando en ese momento. Lo recomendable sería no comer frutos secos si llevas algún tipo de ortodoncia. En el caso de que algún día lo vayas a hacer, procura comerlos en trozos más pequeños para evitar que crujan tanto, en lugar del fruto entero.

Sigue estos consejos para cuidar tus dientes

  • Protege tus dientes

El colutorio crea una capa de refuerzo en la dentadura que proviene a estos de la aparición de caries. Un dentista puede sellar los dientes sanos, creando una capa que cubra los dientes.

  • Usa hilo dental una vez al día

El hilo dental es un método más de limpieza interdental, usado a modo adicional del cepillado dental diario.

“Utiliza el hilo dental elimina la suciedad que se almacena entre los dientes y reduce las probabilidades de contraer alguna bacteria y evitará que estas proliferen y se conviertan en capas de sarro, dañando el esmalte dental y debilitando las piezas”, explican desde el Centro Odontológico AQUA, clínica dental en Trujillo (Cáceres).

  • Cambia tu cepillo de dientes cada 2 o 3 meses

Es muy importante respetar los tiempos de vida útil de un cepillo de dientes y es que estos empiezan a perder efectividad a partir de las 2 meses, pero sobre todo, se deben cambiar porque tienen acumulados muchas limpiezas de suciedad. Procura utilizar cepillas que tengan las cerdas blandas y que no maltrate a los dientes ni encías. El cepillo eléctrico también es una opción bastante buena ya que limpia los dientes de forma efectiva y no resulta muy abrasivo para el esmalte.

  • Enjuágate la boca tras cada comida

El enjuague bucal o colutorio puede ser de ayuda para eliminar los restos de comida que queden atrapados entre los dientes y otras zonas de la boca de difícil acceso para el cepillo de dientes o el hilo dental. Si además el colutorio que utilizas es fluorado con fluor, protegerá aún más tus dientes proporcionándoles una capa protectora durante las próximas horas después del cepillado.

Sigue estas técnicas y seguro que tus dientes gozaran de una buena salud durante mucho tiempo. Y no lo olvides, evita comer alimentos con azúcar, duros y bebidas carbonatadas o con muchos azúcares.