El arte urbano domina ya las calles de nuestro país

by

El arte urbano domina ya las calles de nuestro país

Hay muchas maneras de concebir el arte y cada una de ellas refuerza y hace más grande a las demás. Ni que decir tiene que se debe respetar toda forma de arte y que cualquiera tiene una contribución importante para la sociedad del país en el que se desarrolla. Desde luego, no cabe la menor duda de que el tipo de arte del que os vamos a hablar, que no es otro que el arte urbano, también tiene una gran influencia en todo lo que rodea a las ciudades y pueblos de nuestros días.

Pocos son los municipios y ciudades en los que no exista, al menos, un mural o graffiti. Se ha puesto de moda un arte como este y lo ha hecho no solo entre gente joven, que es lo que suele pensarse, sino también entre personas de mediana edad e incluso entre ancianas. Esa es una excelente noticia para las personas que componen la sociedad de cualquier país porque permite que todos y cada uno nos enriquezcamos culturalmente. Y hay pocas cosas que puedan permitir desarrollar cultural y mentalmente a cualquier persona. Desde luego, es evidente que eso nos hará personas mejores y más conscientes del mundo que nos rodea.

En España, el arte urbano ya ha desembarcado en nuestras calles y plazas. Lo hizo hace ya algún tiempo, aunque es cierto que ahora lo ha hecho con un ahínco mucho mayor. Una noticia que fue publicada en la página web del diario El País ponía el ejemplo de la ardilla gigante que forma parte del municipio de Fuenlabrada, en Madrid. Se trata de una de las últimas grandes obras de arte urbano que tiene un país como el nuestro y  de la que, desde luego, debemos sentirnos muy orgullosos.

El arte urbano ha venido para quedarse en España. Cada día son más las personas que o bien se dedican a esto o bien son fieles seguidoras. Así es como nos lo han contado en una charla reciente los profesionales de Artespray, que nos han indicado que todo tipo de productos relacionados con el arte urbano han experimentado un crecimiento tanto de la producción como de sus ventas desde hace más o menos una década. No es para menos. Hablamos de una de las cosas que ha revolucionado la sociedad y que permite a la misma ser considerada como «moderna».

España es una de las grandes referencias mundiales 

En España siempre hemos tenido una gran imagen de todo lo que tiene que ver con el arte y no es para menos. Tenemos algunos de los mejores museos del mundo y eso hace que apreciemos como nadie todo lo que tenga que ver con el arte en general. Y ese es un valor muy grande que debemos mantener a toda costa porque, entre otras cosas, es lo que ha hecho posible que haya una gran cantidad de personas que se estén dedicando a una cuestión como la del arte urbano en los tiempos en los que nos encontramos.

Es de justicia decir que, aunque somos una referencia mundial en todo lo que tiene que ver con el arte urbano, son decenas y decenas de países los que han visto en esta nueva tendencia una manera de potenciar, entre otras cosas, la imagen de sus ciudades y, como consecuencia directa de ello, el turismo. En Europa y América llevamos la delantera en este sentido, aunque es cierto que, de cara a los próximos años, no nos extrañaría ver cómo los asiáticos se unen al movimiento. Y es que la espectacularidad del arte urbano está fuera de toda duda.

Ojalá que España consiga mantener su posición privilegiada en lo que tiene que ver con el arte urbano en el mundo. Está claro que no va a ser fácil porque son muchos los países que están mostrando avances en este sentido y apostando cada vez más por graffitis en sus calles y plazas. Y es que todo el mundo es consciente que, en el mundo en el que nos movemos, disponer de este tipo de arte moderno es fundamental para intentar atraer a un público nuevo hasta nuestro país. Está claro que esa apuesta no falla.

Adaptarnos a las nuevas modas es fundamental para hacer que nuestro país y sus ciudades estén siempre en primera línea en lo que tiene que ver con turismo y con imagen. Está claro que hemos hablado solo de una de ellas, el arte urbano, pero hay muchas más y de un enorme valor. Si somos capaces de desarrollarlas del mismo modo que hemos hecho con el arte urbano, seguro que notaremos la diferencia en muchos sentidos. Ojalá que así sea. Estamos en el camino, eso os lo podemos asegurar. Y esas son buenas noticias.