Consejos para escoger a un buen psicólogo

by

Consejos para escoger a un buen psicólogo

No todos los casos son iguales, pues deben ser estudiados y cada psicólogo es un mundo, pero sí que, como nos comenta psicologovalladolidvanessasanz.com es posible atender a una seire de indicaciones que ayudan sin duda a la selección de un psicólogo bueno.

Asegurarse de que es un buen psicólogo

Aunque es algo que parece evidente, hay que tenerlo muy en cuenta. Deberá tener el título universitario y para comprobarlo nada mejor que saber si dispone de número de colegiado y su título, claro está.

Comprobar su especialización

Existen muchas clases de psicólogos, pero no todos pueden responder a lo que estés buscando. Hay que pensar también que dependiendo del país, los psicólogos clínicas pueden necesitar solo una titulación universitaria.

En cuanto nos aseguremos de que estamos eligiendo entre personas cualificadas en el campo de la psicología clínica o de la salud, hay que saber cuáles están especializadas en los problemas que queramos tratar.

Confidencialidad y su garantía

Pensemos que la confidencialidad debe estar garantizada y que los datos personales no pueden difundirse por los profesionales. En el caso de que se viole esta confidencialidad, puede terminar siendo objeto de la preceptiva denuncia.

Firma del documento en el que se expresa el consentimiento informado

Antes de iniciar la terapia, se te debe dar un dossier con la información acerca de los servicios disponibles y, específicamente, el tipo de terapia a la que optas. Adjunto en este tipo de dossiers debe ir el documento de consentimiento informado, en el que firmas conforme estás al tanto de lo que se hará durante las sesiones.

Oferta evaluación y diagnóstico

Cuando comienzan las visitas un psicólogo tiene que explorar la problemática del paciente mediante una etapa de evaluación en la que no debemos ir más allá de las primeras sesiones. Con ello se puede realizar un diagnóstico de los problemas. De manera clara.

Si te das cuenta que la persona que te realiza la terapia alarga de manera indefinida la etapa de evaluación, deberás mezclar dicha fase con la de tratamiento.

 ¿Su propuesta de intervención es clara?

La selección es un psicólogo bueno consiste también en elegir un profesional que sepa comunicar de manera adecuada con los pacientes. Es interesante que explique de forma clara la cantidad de sesiones previstas y lo que va a suceder en este tipo de sesiones.

De igual forma, debería proporcionar respuestas clarificadores sobre la terapia que puedan aparecer en el paciente.

El psicólogo no debe juzgarte

Un buen profesional en el campo de la psicología no tiene que juzgar. Hay que tener claro que el rol debe orientarse a la oferta de soluciones y que los esfuerzos se encaminen a una serie de objetivos que estén claros.

El paciente debe estar tranquilo y en un ambiente de gran confianza, lo que permitirá que se pueda expresar sin ataduras en este sentido.

Así es como los pacientes pueden terminar por comportarse sinceramente en las sesiones a las que se someten.

¿Cómo va a transcurrir la relación en la terapia?

Los psicológicos clínicos lo que hacen es trabajar de tal forma que encuentren soluciones, no para ofertar amistad a los pacientes ni para que se involucren de forma sentimental con los mismos. El que se entablen relaciones personales con los pacientes es algo que atenta al código deontológico de los profesionales de la psicología.

Cuando notes que las persona que te da el tratamiento se vaya a comportar como un amigo o que busca que la relación siga en las horas en las que no te atiende profesionalmente, lo mejor es dejar la terapia de manera inmediata.

¿Vas notando que es de utilidad acudir a la consulta?

Al final, tú eres quien debe evaluar la utilidad de acudir al psicólogo. Los psicólogos no pueden presionar a sus pacientes de cara a que notes lo útiles que estén siendo los servicios en cuestión.

Los progresos que hagas no van a servir de mucho si en las últimas etapas de la terapia no vayas a ser tú quien lo note. Por este motivo, solo merece la pena acudir a la consulta si es de utilidad.

Después de todo lo que te hemos contado, seguro que ahora estás listo para elegir un psicólogo que seguro te será de utilidad y con el que vas a poder solucionar los problemas que tengas, de tal forma que ganes la confianza y seguridad que buscas.

Así que ahora te toca a ti, piensa bien tu elección y valora de manera adecuada las opciones existentes. Solo así estarás más cerca de encontrar esa solución que buscas.