¿Cómo funciona un estudio de grabación

by

¿Cómo funciona un estudio de grabación

Mucha gente se pregunta cómo son los estudios de grabación. Por este motivo nos parece interesante conocer más sobre ellos. Seguro que a todos os ha pasado darle alguna vez al botón play y que aparezca nuestro tema, pero pocas veces pensamos en el proceso gracias al que se elaboran. Una buena canción o disco tiene tras de sí un gran trabajo de profesionales detrás y no solo de músicos. Las canciones tienen que realizarse en un buen estudio que se encuentre, además, optimizado dependiendo de las necesidades de cada uno de los artistas.

Por esta razón existen los estudios de grabación, que son los sitios en los que el artista puede llegar a rendir en su punto más alto por los muchos aparatos a nivel tecnológico con los que se cuenta.  Debemos ser conscientes de que como mínimo tiene que tener dos salas, en una lo que se hace es captar el sonido y la otra es la sala de control donde están los equipos de grabación y sonido, caso de las mezclas o los monitores.

La insonorización es clave

A la hora de grabar adquiere gran importancia la insonorización, pues no debe entrar ruido alguno del exterior o de otras salas que puedan estar interferir en los procesos de grabación.

La insonorización se logra con varios materiales que tienen una serie de propiedades como los aislantes o absorbentes.  De esta forma se pueden utilizar estos materiales para poder lograr las condiciones a nivel acústico puedan adaptarse a cada clase de música. Los interfaces de audio tienen también su importancia.  En David Kano Studio creen que los músicos cada vez son más exigentes en este sentido, pues al final grabar en un estudio con calidad y un precio aquilatado es la mejor solución.

¿Cuánto dinero cuesta un estudio de grabación?

Una forma de entender porque grabar un disco puede ser caro en ocasiones es porque contar con un estudio de grabación puede llegar a costar bastante. Si que es cierto que la tecnología desde hace años ha hecho bastante más fáciles de acceder a temas que antes eran casi imposibles para los usuarios de a pie. Todo ello ha hecho que debido a la carestía, haya artistas que se pongan a buscar opciones más económicas para poder proceder a grabar las canciones que realicen.

El caso es que hay unos límites en los que podemos estar cuando se quiere ahorrar en un equipo y así poder saber cuánto deberíamos invertir a la hora de contar con un estudio o montar uno.

¿Qué se necesita para montarlo?

Lo primero que queremos decir es que este sería uno para principiantes:

  • Ordenador, que puede ser uno de sobremesa, pero también un ordenador portátil
  • Tarjeta de audio
  • Monitores de estudio
  • Software para producción de música (DAW)
  • Varios micrófonos
  • Soporte para el micro y filtro anti-pop
  • Auriculares para estudio

Con todo esto vas a tener todo lo necesario para comenzar a realizar tu propia música, así como ir grabando tus propias canciones.

Esta es la mejor configuración por dos importantes motivos. Vas a poder comenzar sin más a ir creando música sin gastarte demasiado dinero y tampoco del tiempo. No olvides que también es una configuración importante desde la que pueden ir madurando tus conocimientos y así crecer como artista o en el campo de la producción musical.

Ya has podido ver que un estudio de grabación es vital para poder grabar música en la mejor de las condiciones, pero los presupuestos dependerán del sitio en el que grabes, el equipamiento técnico y como no, de los profesionales con los que cuenten. Irás economizando según carezcas de alguno de estos elementos, pero también vas a ir perdiendo calidad en tus grabaciones.

Nuestra recomendación es que si decides ir a un estudio de grabación profesional, optes por quedarte con un número que puede oscilar entre tres o cuatro de ellos y en base a esto, mirar detenidamente qué es lo que ofrecen y cuál es el que puede convenirte más de todos ellos.

Las diferencias entre unos y otros no son tan grandes en la mayoría de los casos, pero si que pueden serlo los precios, un aspecto donde el productos y el “caché” de los técnicos puede ser algo definitivo y que puede hacer que se incline la balanza.

Esperemos que puedas al final tomar una decisión acertada y poder grabar la música de tu grupo o si eres solista. Seguro que si el estudio es bueno, vas a notar la diferencia, pues en este sentido, una grabación de calidad marca la diferencia.