Todo lo que tienes que saber antes de invertir en la bolsa de valores

by

Todo lo que tienes que saber antes de invertir en la bolsa de valores

Hoy en día son muchas las personas que quisieran invertir en la bolsa de valores, pero no saben como hacerlo o aún no se atreven a ello. También es muy común ver a gente que se anima a dar el primer paso pero al final lo acaba dejando antes de lograr su objetivo; quizá por el desconocimiento de lo largo que puede llegar a ser este camino para conseguir ganancias, pero que, con la paciencia y la constancia necesaria, se puede convertir en un medio muy rentable.

¿Qué es la bolsa de valores?

La Bolsa no es más que un mercado. Como en todo mercado, se negocian una serie de productos y se relacionan compradores y vendedores. Es un punto de encuentro entre dos figuras muy importantes en una economía: empresas y ahorradores.

Las empresas que necesitan más fondos para alcanzar sus objetivos acuden a la Bolsa como uno de tantos medios para conseguirlos, por medio de la venta de activos financieros, como acciones, bonos, obligaciones, etc. Esta primera venta se conoce como “mercado primario”. Luego, estos productos se pueden comprar y vender en la Bolsa, dando lugar al mercado secundario.

Por su parte, los ahorradores, ya sean entidades o particulares, desean obtener rentabilidad de sus excedentes y entre las muchas alternativas de inversión que existen, pueden elegir comprar en la Bolsa los productos emitidos por las empresas.

Así, la Bolsa, cumple un rol fundamental en el crecimiento de toda economía, puesto que sirve como un canal para que el ahorro se convierta en una inversión productiva, facilitando la movilidad de la riqueza. Es un instrumento de financiación para las empresas y de inversión para los ahorradores.

¿Cómo se entra en la Bolsa?

Así como cuando vas al mercado necesitas llevar ciertas cosas para poder realizar tus compras, como una bolsa donde meter tus alimentos, dinero y otros; para invertir en la Bolsa también necesitas ciertas herramientas:

  • Primero necesitas un lugar donde meter las acciones que vayas comprando, o en otra palabras una cuenta de valores. Esta no es más que una cuenta bancaria, igual que la cuenta corriente donde te ingresan la nómina, en la que se irán depositando las acciones que vayas comprando.
  • Por supuesto, necesitas dinero para comprar. Así que debes vincular una cuenta de efectivo a la cuenta de valores, de la cual se te irá descontando el dinero cuando compres algo. Así mismo, cuando vendas algo y consigas dinero, ese dinero también irá a tu cuenta de efectivo.
  • Por último, pero igual de importante, necesitas compradores.Necesitas un bróker o un intermediario financiero que te venda lo que necesites o intermedie por ti para comprar lo que necesitas.

¿Cómo consigo todo lo que necesito para entrar en Bolsa?

Fácil. Los intermediarios financieros siempre están deseosos de que cada vez más gente entre en la Bolsa, y es que cuantos más entren, más ganarán ellos en comisiones.

En el caso de la cuenta de valores, puedes tramitarla en tu misma entidad bancaria, o también puedes conseguirla en bancos de inversión especializados. Una vez que estés dado de alta, estos servicios de inversión serán los que se encarguen de proporcionarte las cuentas de efectivo, a la que tendrás que realizar una primera transferencia para poder comenzar a utilizarla. Mientras que las herramientas para poder comprar o vender lo que necesites son plataformas on line que te permiten realizar la compra/venta de valores en tiempo real.

Lo estimado es que en una semana, o incluso menos, ya puedes estar invirtiendo en los valores que más te gusten.

¿Cuánto cuesta entrar en la Bolsa?

Este punto si ya es un poco más difícil. Operar tiene sus costes, comisiones en concreto y cada uno de los intermediarios te va a cobrar una comisión. En cuanto a estas comisiones, las más comunes son las siguientes:

  • Comisiones de compraventa: estas se tratan del monto que te cobran cada vez que compres o vendas. Es un porcentaje sobre el volumen que estés comprando o vendiendo y con un mínimo.
  • Comisiones de custodia: Este es el monto que le pagas al que te está cuidando las acciones.  Para que te hagas una idea también, para 5 valores en cartera pueden variar de los cero euros a los 8euros mensuales; por lo que tienes que tener mucho cuidado al elegir con quién vas a trabajar.
  • Otras comisiones: otros gastos en los que debe invertir como si la empresa reparte dividendos, si hace ampliaciones de capital, etc.

Así, es que los intermediarios financieros siempre están contentos de que entres en la Bolsa y es que, ganes o no, ellos si ganan mucho dinero dándote la bienvenida.

¿Cómo ganar dinero en Bolsa?

Ya que sabes que tienes que gastar mucho dinero en comisiones y en intermediarios, querrás saber como sacarle ganancia  a la Bolsa.

Puedes ganar dinero de dos formas:

  • Comprando barato y vendiendo caro. Ya que ganas la diferencia (de la cual debes saber que Hacienda se lleva una parte)
  • Recibiendo dividendos de las empresas que has comprado (igualmente, Hacienda se lleva otra parte)

¿De verdad quiero invertir en la Bolsa?

La realidad es que la bolsa en el corto plazo es como una ruleta o un casino. Hay muchas variables afectando a los valores y no sabes si se ven realmente afectados por esas variables o simplemente es una cuestión de suerte.

Cuando oyes hablar en el telediario a los expertos en bolsa, suelen utilizar los mismos argumentos para justificar una subida o una bajada. Como por ejemplo: el BCE ha bajado los tipos de interés y ha hecho que la Bolsa suba. O el BCE ha bajado los tipos de interés pero como los mercados habían descontado ya este efecto, ha producido una bajada de las Bolsas. Y así.

Sin embargo, a largo plazo, la bolsa si puede ser una opción muy recomendable. Esto porque precisamente las variables del corto plazo pueden hacer que haya empresas a precios de derribo en el mercado aún cuando son empresas solventes y con garantías, representando una oportunidad de ganancia.

Sin embargo, si quieres aprovechar este tipo de eventos en la Bolsa, tienes que tener un mínimo de conocimientos acerca de los estados financieros de las empresas para poder interpretar la información que está en sus cuentas anuales. Lo cual, nos lleva a nuestro siguiente punto, y es que para invertir en la bolsa no solo debemos tener dinero y cumplir con la lista de requisitos, sino que también debemos procurarnos el mayor conocimiento sobre su funcionamiento, incluso si tenemos que estudiar en algún curso referente o por nuestra cuenta.

¿Qué debo aprender para entrar en la Bolsa?

El equipo de Opción Trading, especialistas en la formación de futuros inversionistas en la Bolsa, nos comentan algunas nociones básicas sobre el área que puedes investigar por tu cuenta:

1.      Aprender a invertir de los mejores

Lo primero es saber que Internet está repleto de falsos gurús de la inversión que venden métodos infalibles para invertir en bolsa y ganar mucho dinero en poco tiempo, pero la verdad es que ninguno de estos métodos funciona realmente y lo que buscan es vender libros o guiaturas que no van a funcionarte y a precios desorbitados.

Para saber quiénes son aquellos inversionistas a quienes debemos seguir, debemos recurrir a la rentabilidad histórica de sus inversiones. Por mencionar algunos, están Warren Buffett, Peter Lynch, David Einhorn y Phillip Fisher, entre otros. Todos ellos han obtenido una gran rentabilidad en sus inversiones y se han ganado la confiabilidad del mercado a largo plazo.

Otro concepto que debes manejar, y que es algo que tienen en común los mejores inversionistas, es  la filosofía del value investing. Estos no hacen trading intradía, ni analizan gráficos, ni invierten en derivados  con gran apalancamiento, si no que apoyan en esta filosofía para lograr sus resultados a largo plazo.

  1. Lee mucho

Una vez que tenemos claro a quienes debemos seguir si queremos aprender algo sobre la Bolsa, debemos poner manos a la obra y comenzar a leer mucho. Más importante aún, no solo leer mucho, sino leer contenidos de calidad. Existen tres fuentes principales de contenidos que no debemos descartar:

  • Libros: La fuente principal de todo conocimiento. Una buena recomendación es empezar por “El inversor inteligente” de Benjamin Graham, donde se asientan los fundamentos del value investing y que nos enseña a pensar como un inversor emprendedor. La cantidad de libros que se pueden conseguir sobre el tema es enorme, así que encontrarás variedad de donde elegir.
  • Blogs: Hoy en día tenemos la suerte de tener a nuestra disposición una biblioteca infinita de blogs por Internet. Son un canal sencillo de acceder, en cualquier lugar y momento y sin costo alguno.
  • Redes sociales para inversores: Esta es una fuente de información que tampoco podemos descartar, ya que hay cientos de perfiles en las redes sociales que hablan sobre la materia, incluso de expertos reconocidos que comparten sus experiencias directo a la palma de tu mano.