Así tendrás que ir ahora al dentista por culpa del coronavirus

by

Así tendrás que ir ahora al dentista por culpa del coronavirus

Nadie podría pensar que la pandemia del coronavirus, del que algunos decían que era menos que una gripe, podría cambiar tanto el comportamiento de las personas. Esto es lo que hay. Ahora mismo hay que cambiar la mentalidad y adaptarnos a esta ‘nueva normalidad’. A todos los sitios donde acudamos, tanto laboralmente, sanitariamente o socialmente, habrá que modificar la forma de actuar. Una de las que también se verá modificado es cuando vamos a los dentistas.

Hoy queremos adelantar los cambios que se introducirán cuando acudamos a las clínicas dentales. CML Odontólogos ponen a nuestra disposición sus instalaciones para contarnos cómo serán a partir de ahora las visitas al dentista.

  • Lo más claro es que se garantizará la separación física entre personal y pacientes cuando utilicen las zonas comunes y se establecerá un horario de atención preferente para mayores de 65 años, que deberá coincidir con las franjas horarias para la realización de paseos y actividad física de este colectivo.
  • Además, los dentistas pedirán que el paciente acuda a la consulta solo -los acompañantes deberán esperar fuera- y recomendarán que se vaya con mascarilla. A la entrada, los pacientes dispondrán de gel hidroalcohólico para limpiarse las manos. Y es que tan importante son las medidas que tiene que tener el profesional como el cliente.
  • Los pacientes observarán que el dentista adoptará alguna medida de protección más que las habituales y contará con equipo de protección individual adecuado. Unas medidas que te contamos a continuación.

Medidas de protección

Debido a las vías de transmisión, todas las medidas de protección de barrera deben ser tomadas: guantes, mascarilla, gafas protectoras, gorro y ropa de trabajo. Es importante recordar que la vida media útil de una mascarilla quirúrgica es de aproximadamente 2 horas debiéndose cambiar antes si existen salpicaduras o está muy húmeda.

Se ha comprobado que el uso de determinados colutorios, previo a los procedimientos dentales, disminuyen mucho la carga viral. El 2019-nCOV no es sensible a la clorhexidina. Se recomienda utilizar colutorio de peróxido de hidrógeno al 1% o un colutorio de povidona al 0.2% durante 1 minuto. Todas estas son unas medidas que vienen avaladas por un informe técnico del consejo General de Dentistas de España.

Además, el uso del dique de goma es siempre muy recomendable, máxime en estos momentos de epidemia. Se ha comprobado que su uso permite reducir hasta en un 70% la carga viral presente en los aerosoles generados por los procedimientos dentales. Teniendo en cuenta que, a pesar de su uso, suelen producirse también aerosoles, aunque en mucha menor medida, reforzar esta técnica, con un colutorio previo puede ser aconsejable.

Medidas para los trabajadores

Más que nunca, es imprescindible que se tomen todas las medidas universales y específicas al objeto de colaborar activamente en el control de la infección. La contaminación de la mano con virus y su posterior inoculación en mucosa oral, nasal u ocular es una importante vía de transmisión. El lavado de manos con agua y jabón es lo más importante. La aplicación de un producto alcohólico lo refuerza, pero no lo sustituye.

Por este motivo, hay que reforzar lavado de manos antes y después de cada paciente, primero con agua y jabón, secar con papel y aplicar producto a base hidro alcohólica con al menos el 60%-70%, durante 20-30 segundos .

Limpieza

Durante los procedimientos dentales, tanto debido a la producción de aerosoles como a contacto directo, las superficies de trabajo se contaminan. Es fundamental proceder a una limpieza y correcta desinfección de todas las superficies de trabajo después de cada paciente al objeto de evitar posibles contaminaciones cruzadas.

Además ahora ya no encontrarás revistas ni periódicos. Se recomienda según las medidas del Ministro de Sanidad, la retirada de prensa y revistas en las salas de espera de los establecimientos sanitarios, incluidas las clínicas dentales al objeto de evitar posibles contagios por contacto directo al tocar con la mano objetos contaminados y llevársela después a mucosa oral, nasal u ocular.

Ya has visto que queda garantizada la protección de profesionales y pacientes en todas las visitas a las clínicas dentales, muchos de los cuales requieren de un pronto seguimiento o tratamiento para evitar un agravamiento de sus patologías y de su calidad de vida, por eso, acudir ahora al dentista seguirá siendo un ejercicio de seguridad. Es un tiempo muy complicado para todos, pero está claro que con sentido común y responsabilidad de todos, podemos salir adelante. Os lo aseguramos.