¿Alguna vez has sufrido un problema dental durante tus vacaciones o tus momentos de relax?

by

¿Alguna vez has sufrido un problema dental durante tus vacaciones o tus momentos de relax?

Todo lo que tenga que ver con nuestro tiempo de ocio nos importa y mucho. No es para menos. Pasamos la vida trabajando y formándonos, y cuando disponemos de momentos de asueto todos y todas los queremos disfrutar al máximo. Sin embargo, ¿nos hemos parado a pensar alguna vez en todos los riesgos que pueden poner en peligro esos momentos? No son pocos… y serán todavía más si no cuidamos de un aspecto que es imprescindible pero que a la gente solo le empieza a importar cuando falta: hablamos, como algunos y algunas ya estaréis imaginando, de la salud.

Hay muchos consejos para intentar prevenir cualquier problema de salud y poder disfrutar, de este modo, de las pequeñas cosas de la vida que nos hacen felices, como una escapada o unas vacaciones. El portal web Prevencionar.com hizo referencia a un total de 12 consejos para adquirir una buena salud, que son los que siguen:

  • Seguir una dieta saludable y comer de todo.
  • Realizar ejercicio físico diario.
  • Vacunarse ante todo aquello que nos recomienden los profesionales.
  • No consumir tabaco o cualquiera de sus variantes.
  • No consumir alcohol ni, al igual que el tabaco, ninguna de sus variantes.
  • Conocer técnicas para gestionar el estrés al que nos somete la vida diaria.
  • Mantener una buena higiene. Y más ahora.
  • No conducir de una manera temeraria.
  • Abrocharse el cinturón de seguridad a la hora de usar cualquier medio de transporte.
  • Realizar sexo que sepamos que es seguro.
  • Someternos a revisiones médicas que sean periódicas para prevenir o identificar a tiempo algunas enfermedades.
  • En lo que respecta a los bebés, amamantarles.

La página web Mejor con Salud también ofrece algunos consejos para mejorar en lo que tiene que ver con la salud. Lo más importante que destaca la autora de la noticia es el hecho de que mantengamos buenos hábitos, porque estaremos acostumbrados, con ellos, a cuidar de nuestro cuerpo de un modo continuado y, en definitiva, mejor. También se hace referencia a la importancia que tiene la nutrición y las cantidades con las que nos alimentamos. En definitiva, el consumo de frutas y verduras es el más recomendado.

Sin embargo, debemos decir que, a la hora de hablar de salud, hay cosas que se nos olvidan. Por ejemplo, ¿hemos comentado la importancia de, por ejemplo, un buen cepillado de dientes que se realice tres veces al día? No. Y es que hay muchas personas, relacionadas con el mundo de la salud incluso, que olvidan la importancia que tienen los dientes para garantizar el bienestar de las personas. Y es que nos pueden amargar perfectamente cualquier momento que hayamos esperado durante muchos meses o años. Precisamente por eso, y por todas las consecuencias que se derivan de una mala higiene dental, siempre es recomendable acordarse de la salud de nuestros dientes y de nuestra boca en general.

Para disfrutar de los buenos momentos de la vida, hay que disponer de un estado de salud que nos lo permita. Hay muchos casos de gente que, cuando llegan las vacaciones o el momento de la jubilación, no dispone de ese estado de salud que le permita exprimir ese tiempo de ocio que tanto se ha merecido. Uno de los asuntos de los que todavía tenemos que acordarnos más para garantizar un buen disfrute de esos momentos es el de la salud dental. Los profesionales de la clínica ZM nos han indicado que son muchas las personas que acuden a sus instalaciones durante sus periodos vacacionales o de descanso para resolver algún problema que se ha desatado en su boca precisamente en estos momentos.

Un mal que afecta a niños, adultos y ancianos

A nadie le resultará extraño que digamos que un mal estado de salud dental es algo que afecta a múltiples grupos de población. En lo que respecta a la edad, afecta a todos: a niños (este es el caso más preocupante), a adultos y a ancianos. Ponerle coto a estos problemas debe ser una prioridad para los encargados de hacer más visible la salud dental y en ello hay muchas personas trabajando en España. Ojalá que pronto, elementos como la caries dejen de ser tan comunes como lo son a día de hoy.

Si analizamos el asunto desde el punto de vista del sexo, de la cultura, de la posición económica o de la lengua, nos podemos encontrar prácticamente con la misma tesitura: la de que todos los grupos sufren, al menos en parte, un problema como es el mal estado de nuestra salud dental. Poner solución a este problema está en manos de todos y cada uno de nosotros y nosotras. No se nos puede escapar nunca este asunto porque, como las casualidades oportunas, siempre suele afectarnos más cuando disfrutamos de nuestros mejores momentos.