Ortodoncia y tecnología

by

Ortodoncia y tecnología

Los avances tecnológicos no paran de sucederse, y prácticamente cada mes o cada pocas semanas surge un nuevo estudio o noticia que muestra una nueva aplicación tecnológica que puede revolucionar un determinado sector. Esto facilita mucho la renovación de tecnología, pero también tiene ciertos inconvenientes.

Por un lado, tenemos que los descubrimientos científicos suelen tener un desarrollo largo hasta que consiguen aplicarse de manera sencilla a un proceso que pueda ser asequible por consumidores o por empresas. En este sentido, están  las pantallas flexibles, que llevan tiempo entre nosotros pero que no han acabado de implementarse por no estar la tecnología lo suficientemente madura.

Por otro lado, los avances tecnológicos mejoran la tecnología que ya se tiene, pero no siempre merece la pena dar el salto porque las ganancias no se aprecian mucho. Esto es uno de los riesgos que conlleva tener calendarios estrictos para presentar productos, que no siempre pueden dedicar el tiempo suficiente a hacer mejoras significativas. Apple conoce muy bien esta situación, ya que tardó muchos años hasta poder dar con la solución al diseño del iPhone X, por ejemplo.

Como vemos, los avances tecnológicos son criticables dependiendo de lo que ofrecen y cómo lo ofrecen, si bien hay ciertos sectores que tienen que integrar nuevas tecnologías porque permiten ofrecer mejoras sustanciales a los clientes. Esto es lo que pasa en el sector de la medicina, y más en concreto en el de la odontología.

Así, las clínicas dentales suelen estar muy al día de los últimos avances tecnológicos, porque pueden solucionar problemas de maneras más sencillas, rápidas y eficientes. Precisamente, los ortodoncistas, que son aquellos profesionales especialistas en corregir la postura de los dientes, suelen aplicar nuevas tecnologías para mejorar la vida de los clientes. Aquí algunas que valen la pena mencionar:

El futuro de la tradicional ortodoncia fija

En cuanto a la aparatología fija actualmente los Brackets son estándar, es decir, cada Bracket podemos equipararlo a una aspirina que tiene 500 mg de dosis y se coloca donde el profesional estima en el diente. Aunque depende del diseño del Bracket, la fuerza del arco y de dónde se coloca, cada diente obtiene la misma cantidad de dosis o fuerza. Por esta razón, durante todo el tratamiento es necesario ir modificando y corrigiendo la posición del Bracket para llevarlo hacia donde nosotros queremos. Sin embargo, siempre será una boca estándar adaptada a la situación de cada paciente, a sus características.

El futuro de la ortodoncia en cuanto a aparatología fija significa que la vamos a personalizar, es decir, ya no va a tratarse de una ortodoncia estándar ya que cada paciente tiene una boca con sus peculiaridades. El proceso será el mismo que para la ortodoncia invisible, por tanto, se realiza un escáner de la boca del paciente, se envía a un centro de procesado junto a la imagen 3D de su cráneo y buscamos la posición ideal para ese paciente. Después, nos la devuelven y el ortodoncista marca las pautas si son correctas o no para ese tratamiento y, luego, junto al paciente se valora si esa es la boca soñada.

El futuro de la ortodoncia invisible (Invisalign)

El futuro de la ortodoncia se encuentra en la forma de trabajar. En cuanto a la odontología invisible se acabaron las medidas y los pinchazos ya que ahora se hace todo a través de escáners.

Así, esta se posiciona como la técnica ortodóncica más revolucionaria, consistiendo en una serie de férulas o alineadores transparentes removibles (es decir, sin aparatos fijos), que colocados de forma progresiva van moviendo los dientes hasta la situación deseada.

Dichas férulas ejercen sobre los dientes un efecto similar al de los brackets con alambres convencionales, pero con la gran ventaja de no requerir ni brackets ni alambres, ya que la acción correctora la desarrollan por estar íntimamente en contacto con los dientes.

El procedimiento consiste en sacar un escáner del paciente que se envía directamente a fábrica por Internet y, desde fábrica lo procesan y lo devuelven. Tras ello, los especialistas estudian el caso, se lo presentan al paciente y si está conforme con los resultados que va a obtener al final se diseña todo el protocolo.

Smile Me, clínica dental especialista en ortodoncia, nos comenta las principales ventajas de este método:

  • Estética absoluta (no se ven);
  • No son fijos ( los puede retirar el propio paciente );
  • Menor dolor en los movimientos dentarios;
  • No se produce el “ceceo” característico de otras técnicas;
  • Se retiran para comer y lavarse los dientes;
  • Mayor beneficio para los pacientes periodontales y por último,
  • Mejor confort.

Brackets autoligables

Son brackets que no necesitan ligaduras (gomas que sujetan el alambre al bracket ). Sólo se necesita abrir las tapitas del bracket para colocar el nuevo alambre. La gran ventaja de esta técnica es que los tratamientos se acortan considerablemente (entre tres y seis meses menos); la necesidad de realizar extracciones dentarias también se reducen; tampoco es necesario llevar aparatos auxiliares; en el paciente adulto se reduce la cirugía; y las fuerzas realizadas sobre los dientes son menores, con lo que se consigue una mayor eficacia en el movimiento dentario. Además, los perfiles estéticos de esta técnica son más bonitos.

Alineadores transparentes

Es un sistema de placas o alineadores dentales transparentes, que enderezan los dientes semana tras semana a medida que se van reemplazando cada 15 días; por ejemplo para un tratamiento de 30 semanas se elaboran 15 juegos secuenciales de alineadores (15 superiores y 15 inferiores). Todo esto se da gracias a un sofisticado escáner que nos da una impresión digital de la boca, un software que recrea y calcula la fuerza, dirección de la misma y el movimiento resultante y finalmente, con una impresora 3D que hace material todo lo que se trabaja inicialmente de manera digital, proporcionando las placas de manera secuencial. Los dientes se van moviendo a la posición de los alineadores, de tal manera que, al terminar el tratamiento, los alineadores de la primera semana ya no ajustan en los dientes.

Las ventajas de este sistema son:

  1. Es el sistema más estético de ortodoncia, no se nota, es discreto porque los alineadores son transparentes.
  2. Es un tratamiento totalmente confortable, en el cual no se tiene que lidiar con alambres, esos que se entierran y lastiman casi que inevitablemente durante una ortodoncia con brackets.
  3. Se fabrican de un plástico especial hipoalergénico producto de bioingeniería, lo cual hace de los alineadores la alternativa perfecta para los pacientes que rechazan el metal de los brackets con alergias principalmente al níquel.
  4. Se pueden ingerir alimentos sin restricciones, porque se retiran para comer y beber.
  5. Son higiénicos porque permiten realizar la higiene oral (seda y cepillo dental) como se realiza normalmente, porque son removibles y se están cambiando por unos nuevos cada semana.
  6. Permiten realizar tratamientos más rápidos, porque la presión es continua.
  7. Es posible realizar cualquier actividad como deportes de contacto o tocar un instrumento de viento, porque como lo mencioné antes, se retira a voluntad.
  8. Los controles son rápidos.

Microimplantes

El último avance de la ortodoncia es el anclaje esquelético con microimplantes. Facilitan tratamientos que antes eran muy complicados (como era el tener que llevar una aparatología extra oral). Pero ¿qué es un microimplante?: un pequeño dispositivo de titanio que fijado en la boca, no en los dientes, permite al especialista ejercer fuerzas de mayor magnitud sobre los dientes. De esta forma, el especialista, puede realizar intrusión ortodóncica (recolocar dientes descolgados), distalizar dientes (mover hacia atrás), y toda una gama de posibilidades que no hacen más que acelerar y optimizar  los tratamientos dentales.

Escáneres para modelos

El escaneado también incluye un escáner para modelos que es un excelente dispositivo para agregar en una práctica ya existente. Ahora los especialistas se podrán liberar de la carga de todos esos modelos almacenados en el consultorio, en casa, en el garaje, en bodegas, etc.

Si estás esperando a que baje el costo de los escáneres intraorales, el escáner de modelos es una gran forma de transición de su práctica a una de modelos virtuales. Con el software apropiado, los modelos escaneados también pueden ser analizados para fines de diagnóstico– apiñamiento, forma de arco, etcétera. Los modelos iniciales escaneados pueden utilizarse para el examen clínico de la ABO. También con un software más sofisticado, pueden crearse modelos virtuales a partir de los escaneados directos o modelos de yeso escaneados y pueden ser utilizados para mover virtualmente los dientes – un proceso que en el sector comercial ya ha estado desde hace tiempo.

Impresoras 3D

Más tecnología está en camino. En diez años, la manera en que los profesionales del campo de la odontología prestan sus servicios se verá muy diferente. La impresión en 3-D está a la vuelta de la esquina.

Hoy en día la industria está donde los ordenadores personales estaban alrededor de treinta años atrás, antes de que las empresas y las grandes corporaciones estuvieran a cargo. Probablemente, se podrán imprimir modelos (si es que aún necesita modelos físicos), retenedores y otros aparatos auxiliares en los consultorios dentro de una década