En la actualidad existe un tipo de bracket para cada sonrisa

by

En la actualidad existe un tipo de bracket para cada sonrisa

Hoy en día podemos encontrar en el mercado un tipo de bracket para la sonrisa de cada persona y es que en los tiempos que corren, la belleza no queda de lado, aunque estemos llevando a cabo un tratamiento. En este sentido, en este post os queremos enseñar algunos de los brackets que podemos encontrar fácilmente en todos los dentistas de nuestro país:

  • Brackets metálicos. Los brackets metálicos son los aparatos dentales más populares. Los conocemos también como brackets fijos o convencionales y están fabricados en acero y titanio. Son visibles ya que se colocan en la parte exterior de los dientes. Además, de los diferentes tipos de ortodoncia que se practican en la actualidad, la utilización de brackets de metal acostumbra a ser la más económica. Requieren de una ligadura de alambre o a base de gomitas para fijar el arco sobre los dientes. Se trata de una ortodoncia muy resistente que aplica una fuerza constante para mover los dientes, siendo ideal para tratamientos en niños y jóvenes, aunque, teniendo en cuenta que para determinados diagnósticos obtienen mejores resultados que otros sistemas, también se utiliza para tratar maloclusiones en adultos a los que no les importa que se vean los aparatos. Al ser una ortodoncia visible, la gran ventaja es que los resultados se aprecian fácilmente a lo largo del proceso.
  • Brackets de colores. En realidad, los brackets de colores no existen. Lo que les proporciona color son las gomas de colores que se colocan en cada bracket. Son ideales para niños, hacen que la ortodoncia sea algo más divertido y les permite escoger entre sus colores favoritos, los colores del arcoíris, colores fosforitos, etc. Además, en cada visita al ortodoncista para ajustar los aparatos se puede cambiar de estilo con nuevas gomas de colores.
  • Brackets de porcelana. Son brackets muy estéticos y que resisten perfectamente los arcos rígidos que colocamos una vez el tratamiento de ortodoncia está avanzado, así como las dobleces o aplicación de torque sin fracturarse. Dentro de los brackets de porcelana, hay diversas marcas comerciales y diferentes calidades. En este sentido, si vosotros no queréis fallar, nosotros os recomendamos que os paséis por Clínica dental García Lorente, donde encontraréis a los mejores profesionales asesorándoos acerca de cuál es la mejor opción para vuestros dientes.
  • Brackets transparentes. Dentro del grupo de los brackets transparentes, también conocidos como brackets estéticos, podemos incluir los de cerámica y los de zafiro. Los brackets estéticos o transparentes tienen un color similar a los dientes y constituyen la primera alternativa a los metálicos. Normalmente son el tipo de aparatos que utilizamos en mayores de 18 años que quieren una ortodoncia que sea menos visible a simple vista. Además, estas opciones de ortodoncia visible más estética son más económicas que la ortodoncia invisible, que ocupa el escalafón más alto dentro de los tratamientos de ortodoncia. Con los brackets transparentes podemos emplear arcos, ligaduras y gomas de color blanco. Aun así, no se trata de un método totalmente invisible.
  • Brackets cerámicos. Los brackets cerámicos, también conocidos como brackets estéticos o transparentes, son la alternativa más usual a los metálicos. La diferencia es precisamente que son más estéticos al ser menos visibles a simple vista ya que tienen un color similar a los dientes. Constituyen una opción de ortodoncia visible más estética, siendo más económica la ortodoncia invisible. Para mayor discreción, dependiendo del tratamiento, arcos, ligaduras y gomas pueden ser blancos. Sin embargo, aunque parezca que no llevas aparatos, lo cierto es que no es un método totalmente invisible.
  • Brackets de zafiro. Los brackets de zafiro son los que estéticamente mejor se mimetizan con el diente al que van cementado ya que son prácticamente transparentes. Sin embargo, tienen un problema importante y es que son extremadamente frágiles. Cuando utilizamos los arcos o alambres más rígidos, las aletas del bracket de zafiro empiezan a fracturarse. Eso supone un gran inconveniente ya que se deben volver a cementar, retrasando la evolución del tratamiento. Además, al ser más frágiles, en cuanto estamos en las fases finales de la ortodoncia y debemos realizar dobleces en el alambre o arco para finalizar el caso con precisión, nos encontramos que el bracket de zafiro se fractura y no resiste la fuerza de las dobleces o aplicación de torque para dar inclinación a la raíz del diente.

Los brackets linguales, otra opción cada vez más demandada

Los brackets linguales sí son totalmente invisibles ya que se colocan en la parte interior o lingual de los dientes. Se trata de aparatos metálicos fijos que se diseñan a medida para cada diente, por lo que no producen rozaduras ni molestias al comer ni al hablar. Cuanto más pequeños son, más cómodos son para el paciente. Permiten solucionar todo tipo de problemas de alineamiento y mordida al ser muy efectivos para casos en los que es necesario mover las raíces de los dientes. Es uno de los tratamientos más avanzados y por excelencia es la ortodoncia conocida como invisible, por tanto, cuando hablamos de brackets invisibles nos estamos refiriendo a los brackets linguales.