Aprovecha el verano y escápate a la costa

El verano es una época para disfrutar, para aprovechar el buen tiempo y pasar los días con nuestra familia o amigos. En esta época es cuando más desplazamientos se producen en nuestro país y es que somos muchos los que cuando tenemos un día libre o vemos un rayo de sol asomar por nuestras ventanas nos echamos a la calle. Los españoles somos gente de calle y de socializar por naturaleza, es por ello por lo que cada año, al llegar esta estación se abarrotan las playas de grupos de gente que busca desconectar y pasar una jornada diferente con los suyos. Sea durante el tiempo que sea, lo cierto es que todos optamos por salir unos días de nuestra casa habitual para relajarnos y olvidar por unos días el estrés derivado de la rutina diaria. La gran mayoría de nosotros optamos por desplazarnos hasta zonas de playa, es por ello por lo que hoy trataremos este tema, sin embargo, la realidad es que cada vez son más los que optan por otro tipo de turismo, el de interior.

España es un país turístico por naturaleza, por lo que año tras año estamos cada vez más preparados para recibir un gran número de visitantes, con independencia de su procedencia y el lugar al que quieran ir. Los destinos de naturaleza son cada vez más potentes y acogen más visitantes cada temporada. Zonas como El caminito del Rey, la Ribeira Sacra, en Ourense o los diferentes parques naturales, como el de As Illas Atlánticas, en Pontevedra, son algunos de los destinos favoritos de los foráneos. Además, las ciudades de interior como Ávila, Segovia o, como es el caso de Ourense, con sus aguas termales, un casco histórico único y una gastronomía sin comparación son otros de los reclamos que cada año atraen más gente. De hecho, en el caso de la capital termal de España, la concejalía de turismo de la ciudad viene de estrenar unas audioguías que tanto los locales como los de fuera de la zona pueden disfrutar de forma gratuita. Además, se ha pensado en las redes de datos móviles de cada uno de los usuarios y se puede usar tanto en línea como tras una descarga previa, de tal forma que no consuma ningún dato de la tarifa contratada.

Sin embargo, y a pesar de todas las facilidades que existen, la realidad es que las playas siguen siendo las grandes protagonistas del turismo estival. Las costas mediterráneas son, sin duda, las más abarrotadas y es que la temperatura del agua, así como los servicios que ofrecen a los visitantes cada una de las localidades, hacen de estos lugares, unos parajes idílicos para el disfrute.

La costa de Valencia es una de las más concurridas cada temporada y es que desde Vinaroz, Benicarló o Peñíscola y hasta la última playa del sur de Alicante podemos encontrar un sinfín de kilométricas playas, calas y paseos marítimos que nos harán gozar del lugar. Además, ciudades como Peñíscola cuentan con una gran historia, en este caso, entre los muros de su castillo. Una fortaleza, la del Papa Luna en la que se escribieron muchas anécdotas y hechos históricos durante el paso de los años. A mayores, en su interior, también se encuentra el faro más antiguo en funcionamiento de España después, obviamente, de la Torre de Hércules de A Coruña.

A escasos metros de esta localidad castellonense comienza la Sierra de Irta, el único enclave de la costa valenciana por el que el ser humano no ha pasado a construir. Una zona protegida con una gran cantidad de flora y fauna autóctona.

La costa de Málaga, otra de las zonas más bonitas para hacer una escapada

La costa malagueña es otra de las zonas de nuestro país que cada año recibe a un mayor número de visitantes. En concreto Marbella y Estepona son las localidades que se llevan la palma. Ambas son ciudades de la costa del sol que destacan por sus playas. Además, en el casco antiguo de Estepona guarda secretos como el castillo de San Luis, una fortaleza construida a principios del siglo XVI por orden de los Reyes Católicos. La torre del reloj es otra de las paradas obligatorias que debemos de hacer en la ciudad malagueña. Una urbe que también destaca por su gastronomía y en la que Salduna Beach se lleva la palma en lo que a la buena restauración se refiere. Es por ello por lo que en el supuesto de que nos decantemos por Estepona para hacer una escapada, tendremos que acercarnos hasta aquí para vivir una experiencia gastronómica relajante frente al mar.