Vuela en parapente: una experiencia inolvidable

by

Vuela en parapente: una experiencia inolvidable

¿Te gusta quemar adrenalina? ¿Te gusta sentir mariposas en el estómago? ¿Eres de lo que siempre quieren montarse en la atracción más vertiginosa en la feria? Sí has contestado a todas que sí, entonces eres de los míos. Somos esos locos que queremos jugar a ser Dios, es decir, a estar muy cerca de las nubes y sentir el cielo en nuestra cara. Pues bien, si lo que quieres es vivir una experiencia única, nuestra recomendación es que hagas un vuelo en parapente.

Tirarse en parapente, saltar en parapente, volar en parapente… Hay muchas maneras de decirlo pero de sentirlo, solo una. Por eso te queremos animar a probarlo y luego hablamos. Y es que la vida te va cambiar después de que hagas un vuelo en parapente.

Beneficios del parapente

Puedes comprobar que la postura con la que realizas el parapente requiere el trabajo de tu núcleo. Por lo tanto, el tronco, la pelvis y los aductores están trabajando constantemente. Con el parapente fortaleces los músculos del centro del cuerpo y reducirás el riesgo de lesiones en tus actividades del día a día.

Mejora la fuerza del tren superior

Vas a notar que tienes un tren superior tremendo, sin tener que ir al gimnasio. Al estar en constante tensión para controlar el paracaídas, tus brazos se van a volver de hierro. De esta forma vas a poder mejorar tu flexibilidad, tu movilidad y la amplitud de tus movimientos, reduciéndose así el riesgo de contraer lesiones.

Alivia el estrés

NO hay nada mejor que soltar adrenalina para bajar el estrés. Cuando estés en lo más alto te vas a olvidar de todas tus preocupaciones y distracciones del día a día. Además, la propia adrenalina del ejercicio no da lugar a pensar en tus problemas. Y es que en el cielo todo pasa vas lentamente y dices adiós a los malos rollos.

Pérdida de peso

Si tienes problemas de peso, nosotros te damos la solución. Y es que el parapente también ayuda a la quema de calorías; llegando a poder perder hasta 230 calorías por hora de parapente. Así que una cada semana y verás como se te queda un tipín perfecto.

Parapente en Tenerife

Y ya puestos a elegir, ¿qué te parece hacer parapente desde lo alto de un volcán? Supongo que este reto te ha puesto la adrenalina a mil, ¿verdad? Pues ahora es posible. Los chicos de En Mi Nube Parapente nos incitan a despegar en parapente desde el Parque Nacional del Teide, a 2200 metros de altitud, y sobrevolar el Valle de La Orotava o el Valle de Güímar hasta aterrizar en la costa, es el Plan. Es la zona de vuelo con mayor desnivel de España y en ella se descubren experiencias como, estar muy cerca de las nubes o distinguir los diferentes paisajes que se desarrollan desde la cumbre de la isla hasta el Mar.

La Corona

La verdad es que Tenerife es el lugar perfecto para practicar el parapente. Puedes probar a saltar en parapente desde el Mirador de La Corona, en el municipio de Los Realejos. Esta zona de vuelo en el Norte de Tenerife es la más reconocidas de Canarias. El vuelo comienza a 800 metros de altitud, descubriendo las posibilidades de sobrevolar el Valle de La Orotava con la ayuda de las brisas locales hasta terminar la experiencia aterrizando en la Playa del Socorro.

Taganana

Un salto en parapente desde Taganana, es sin duda una de las opciones más interesantes para los amantes de los paisajes naturales. Despegar desde el Caserío y volar el Valle de Taganana sobre el monte y el mar al mismo tiempo. Observa desde la perspectiva del parapente lugares como el Valle de Afur, Taborno y los Roques de Anaga para aterrizar en la Playa de Almáciga.

Si te gusta mucho, recuerda que también hay una especie de asociación para unir a todos los amantes del parapente. Se llama Asociación de Vuelo Libre Española  y su objetivo es la difusión y organización de eventos, protección, defensa y  promoción de zonas de vuelo. Por supuesto fomentnado el respeto a la naturaleza con medidas de educación y concienciación adecuadas, así como la adopción de medidas de protección medioambientales; concienciar a los practicantes de este deporte de que adopten las medidas de seguridad necesarias para la práctica del mismo y desarrollar, para ello, las medidas educativas y  divulgativas que resulten adecuadas.

Ya ha visto que este deporte lo tiene todo para enganchar. La verdad es que pocos pueden decir que disfrutas y además estás rozando el cielo. ¿Te atreves a probar?