Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Te gustaría ser monitor de comedor infantil? Conoce todos los detalles aquí.

Hay personas que se diría que tienen un don especial para trabajar con niños ¿verdad? Y es que para poder trabajar en ambientes donde se tiene que cuidar, supervisar o jugar con niños hace falta disponer de una serie de habilidades que no se estudian, como lo son la paciencia, la creatividad y el don de enseñar.

Si tienes estas habilidades y, además, disfrutas del tiempo cuando estás con tus hijos, o cuando cuidas los niños de otras personas ¡enhorabuena! Existen un sinfín de oportunidades laborales diferentes que buscan un perfil como el tuyo, por lo que no tendrás que conformarte con un trabajo aburrido y monótono si piensas que no es para ti.

Aun así, empleos como la educación infantil, la psicología infantil o la pediatría requieren ciertos conocimientos académicos que suelen frenar a muchas personas que buscan dedicar su vida laboral a los niños, aunque la buena noticia es que existen otras muchas opciones de empleo disponibles que no requieren una formación universitaria en sí misma, como es el caso de los monitores de comedor infantil.

Quédate a conocer un poco más acerca de este empleo y de cómo podemos formarnos para él ¿Quién sabe? Alomejor éste sea tu empleo ideal ¡no te lo pierdas!

¿Qué funciones realizan?

Los monitores de comedores infantiles se ocupan de muchísimas más tareas de las que puedes imaginar a simple vista; lejos de ser meramente unos “vigilantes”, necesitan también aplicar otras habilidades sociales y psicológicas para que los niños se encuentren bien, entre las que destacamos:

  1. Supervisión y seguridad.

Lógicamente, un monitor de comedor está encargado de garantizar un entorno seguro y controlado durante el tiempo que los niños pasan en el comedor, evitando situaciones de riesgo y respondiendo rápidamente ante cualquier emergencia.

  1. Asistencia durante la comida.

Los monitores de comedores también deben estar capacitados para ayudar a los niños más pequeños a servirse la comida, asegurándose de que sigan una dieta equilibrada y saludable. También pueden asistir a aquellos niños que necesiten ayuda adicional debido a discapacidades o necesidades dietéticas especiales.

  1. Fomento de buenos hábitos.

Además de vigilar y asistir, también se encargan de fomentar buenos hábitos alimenticios y de higiene como lo hacen los padres en casa, enseñando a los niños la importancia de lavarse las manos antes de comer y de mantener una postura adecuada durante la comida.

  1. Estimulación del desarrollo social.

Respecto al perfil psicológico que atiende a esta profesión, el monitor de comedor debe ser capaz de proporcionar un ambiente adecuado en el cual los niños interactúen entre ellos y se sientan bien los unos con los otros, al igual que ocurre durante las clases.

De esta forma, estos profesionales se encargan de fomentar entre los niños habilidades sociales como compartir, colaborar y comunicarse en todo momento.

  1. Control del comportamiento.

El comedor es un lugar que tiene normas a seguir (al igual que las clases) para que todo fluya adecuadamente; el monitor de comedor es quien aplica las normas establecidas, las cuales pueden regirse por el mismo colegio o empresa.

  1. Comunicación con los padres.

Los monitores de comedor también tienen charlas con los padres, al igual que las tienen los profesores. De hecho, la información proveniente del monitor de comedor es igual de importante para los padres que la de los profesores, ya que éste les proporciona información acerca de la alimentación, el comportamiento y el desarrollo de sus hijos durante el tiempo de comida.

  1. Organización de actividades complementarias.

¡La comida no lo es todo en un comedor! Cuando los niños acaban de comer, los monitores de comedor deben planificar y llevar a cabo juegos o actividades educativas para entretener a los niños o ayudarles a seguir aprendiendo un poco más.

¿Qué formación se necesita para dedicarse a ello?

Si quieres formarte como monitor de comedor infantil, debes saber que esta profesión requiere unos estudios mínimos que suelen venir de la mano de un curso específico de monitor de comedor; Si tienes la E.S.O (Educación Secundaria Obligatoria) puedes iniciar algún curso o FP específica que incluya dicha formación.

De igual forma, si tienes estudios de formación profesional como educador infantil, psicología o pedagogía también puedes formarte como monitor de comedor. Los nutricionistas también tienen posibilidades de formarse y trabajar como monitores de comedor si así lo desean, ya que la rama de monitor de comedor también comprende aspectos relacionados con la alimentación como ya mencionamos anteriormente.

Los cursos homologados de monitor de comedor infantil son otra opción válida y valorable, y muchos de ellos no requieren titulación mínima o previa, como bien saben los profesionales de Serlicoop.

Asimismo, la experiencia es importante: si eres madre, o canguro, obtendrás más puntos a la hora de conseguir trabajo.

¿Qué tal es el salario?

El salario promedio de un monitor de comedor infantil en España oscila entre los 500 y los 900 euros al mes, y lo mejor es que la mayoría de instituciones no piden experiencia ¡por lo que un curso homologado podría ser la mejor opción!

El precio de estos trabajos suele venir determinado por horas, cobrando desde los 7€ la hora dependiendo del colegio, la academia o la empresa (y por supuesto, de la zona geográfica, ya que por lo general, en ciudades más transitadas el salario será mayor que en un pueblo).

Más mensajes interesantes

Scroll al inicio