El deporte y la salud dental, íntimamente conectados

by

El deporte y la salud dental, íntimamente conectados

Tener un estilo de vida saludable forma parte de una de las mejores decisiones que podemos tomar para cuidar de nuestro propio cuerpo. El deporte es una manera estupenda de mantenerse activo, de cuidar de nuestros músculos, huesos y mente y de apostar por aumentar nuestra esperanza de vida. La vida sedentaria es el mayor de los peligros a los que puede exponerse el ser humano y no cabe la menor duda de que todo lo que sea combatirla repercutirá positivamente en nuestra vida. Miles de personas que practican deporte en España ya saben a la perfección de lo que estamos hablando.

Es evidente que existe una relación entre el deporte y nuestro estado de salud general. El primero tiene una influencia sobre la segunda, como os hemos comentado, pero también la segunda tiene una influencia sobre el primero. Y es que siempre tendremos la posibilidad de hacer deporte más cómodamente y mejor si tenemos una salud de hierro en todos los ámbitos. Y cuando decimos todos los ámbitos, nos referimos precisamente a eso, a todos. Incluida la salud dental, una de las integrantes de la salud humana de la que mucha gente tradicionalmente se ha olvidado pero que tiene una relación directa con el rendimiento deportivo.

El portal web SEPA indicaba que un problema como lo es la periodontitis reduce de una manera importante el rendimiento deportivo. Los deportistas de élite ya se cuidan mucho de no tener un problema como este porque, desde luego, está más que demostrado que influye de un modo directo en todas esas prestaciones que un deportista puede ofrecer para su club o para su país. Es bueno que la conexión entre salud dental y deporte se conozca a nivel general entre la población, porque es de esa manera como se podrá incentivar que la gente apueste por ambas.

El portal web oficial del programa Saber Vivir incidió un poco más en este tema, indicando que ya no solo una mala salud dental puede influir en el rendimiento deportivo (el bruxismo o la maloclusión pueden provocar un aumento en el riesgo de padecer lesiones) sino que la relación también se produce a la inversa, porque los deportistas también tienen un mayor riesgo de padecer caries. La solución está inventada: apostar por una práctica deportiva diaria y por tres cepillados dentales por jornada es la mejor manera de hacer que ambas cosas estén fuera de peligro.

Hay muchas personas que ya son conscientes de la importancia que tiene el cuidado de nuestros dientes para una correcta práctica deportiva y viceversa. Las dos cuestiones están mucho más relacionadas de lo que parece y eso se han encargado de confirmarlo los expertos en los dos sectores. Desde Totdental, nos han indicado que la salud dental de las personas que realizan deporte habitualmente en España es bastante mejor, en líneas generales, que la de una persona con hábitos y una vida sedentaria. Está claro que esta es una de tantas razones por las cuales seguir apostando por un estilo de vida en el que el deporte ocupe un lugar central.

Siempre hay un deporte para cada persona 

Ni que decir tiene que toda persona tiene una actividad deportiva que prefiere por encima del resto. El deporte es mucho más que fútbol. Y realizar deporte tampoco tiene que ser una actividad tan exigente como la de salir a correr a diario. Es evidente que las cargas físicas deben variar y que algunas veces tienen que ser más pesadas que otras, pero deporte también es, por ejemplo, salir a andar. O bailar. El caso es mover el esqueleto, huir de la comodidad permanente que caracteriza a la vida sedentaria. El movimiento del cuerpo, en cualquiera de sus variantes, es la solución a muchos de los males del ser humano.

La realización de algún tipo de deporte también tiene otros efectos positivos sobre la vida de las personas. Uno de ellos es el hecho de que mejora la autoestima y la felicidad, principalmente porque el deporte nos permite tener un mayor contacto social con otras personas y eso siempre es de agradecer para todo el mundo. Poca medicina hay que sea mejor que la del deporte para toda aquella persona que se precie.

Hay que seguir incentivando y promoviendo la práctica deportiva entre personas de todas las edades. La sociedad en la que nos encontramos tiene un peligro, y es el de que nos ha conducido a ser más comodones. Y más después de un confinamiento como el del año pasado. Hay que moverse, desarrollarse físicamente y hacer algo por nuestra salud. Y el deporte es la mejor herramienta para todo ello. No son solo los expertos los que lo recomiendan, sino que también lo hacen todas esas personas que ya están acostumbradas a este tipo de actividades.