Date un capricho con tu pareja y disfrutad de un fin de semana en Barcelona

by

Seguro que muchas veces has pensado que estabas hasta el moño de hacer siempre lo mismo, ir de casa al trabajo y del trabajo a casa, y el poco tiempo libre que nos queda es para limpiar, poner la lavadora, planchar o ir al supermercado y a hacer los recados necesarios. Nos pasa a todos, y a tu pareja también, así que seguramente esté deseando igual que tú darse un capricho y salir a disfrutar de la vida. Lo más sencillo es organizar una escapada de fin de semana, nosotros os proponemos: Barcelona. La Ciudad Condal es un lugar lleno de oportunidades y cosas que hacer, así como hoteles con encanto como los Mercer donde disfrutar de un tiempo a todo lujo.

Lo primero que debéis hacer es escoger el fin de semana y también elegir la forma en la que vais a ir, es decir, tener algo de previsión, ya que no es lo mismo ir en tu propio coche y con libertad que esperar a última hora para comprar los billetes de tren o avión y que estén, nunca mejor dicho en el caso de este último, por las nubes en cuanto a precios.

Una vez decidido esto, tenéis que buscar hotel. Como os decíamos antes, ya que se trata de un capricho, hay que hacerlo bien y disfrutar. Y nosotros os recomendamos cualquiera de los hoteles de lujo de la cadena Mercer de Barcelona. Mercer Hoteles se caracteriza por ubicar sus hoteles de lujo en edificios de interés cultural, patrimonial y artístico en los centros históricos de las ciudades. La filosofía de Mercer Hoteles está orientada en la satisfacción de los clientes, intentando anticiparse a sus necesidades. Debido a la actividad a la que se dedican, el cliente es la fuente de información más preciada para su mejora continua. Su opinión, percepción e incluso sus expectativas les aportan valores nuevos, tendencias de mercado e innovaciones, sin las cuales no podrían mantenerse en un segmento tan competitivo como es el del turismo, y lo hacen muy bien. De hecho, si finalmente os decidís por alguno de sus hoteles, acabaréis encantados con la experiencia y disfrutaréis al máximo de la relajación y también de la exclusividad de sus alojamientos.

Nosotros os recomendamos que durmáis hasta tarde el sábado aprovechando el hotel para coger energía y vayáis después a pasear por la zona de Las Ramblas. Se trata de un lugar muy emblemático de la ciudad, por donde discurre gente y gente a cada momento y que os da una idea de la vida que hay en la zona y de lo cosmopolita que es esta urbe. También podéis aprovechar a comer por allí, ya que no faltan lugares curiosos y donde degustar la gastronomía típica catalana de la que han bebido muchos de los grandes chefs de este país. Tras esto, podéis volver a descansar al hotel o seguir conociendo la ciudad, visitando por ejemplo las grandes obras de Antonio Gaudí, como la Sagrada Familia o el Parque Güell. Para la noche del sábado, es posible reservar una mesa y cenar en alguno de los restaurantes de la zona del puerto, algo que disfrutaréis también por el clima.

Para el domingo, podéis elegir actividades que os gusten o encajen con vuestras aficiones, como por ejemplo ir a la playa, visitar el parque de atracciones, ver un partido de fútbol en el Camp Nou o incluso daros una vuelta por el oceanográfico. O si no, es posible también seguir disfrutando de las visitas culturales, como pasar por el mercado de la Boquería antes de que lo acaben cerrando a los turistas, quienes no dejan comprar con tranquilidad a los locales.

Lo que está claro es que Barcelona es una ciudad con mucha vida, donde disfrutar de la cultura o salir de compras. Todo es posible, y es perfecta para dar una sorpresa a tu pareja y romper así los dos con la monotonía.

Deja un comentario