Un relax para el profesor

Aunque desde fuera puede que parezca que los profesores tenemos una vida plácida como funcionarios, más vacaciones y menos horas que muchos trabajos, realmente no es así en la mayoría de los casos.

Leer te relaja

Debemos tener en cuenta el estrés al que estamos sometidos, os aseguro que no es fácil tener atendiendo a 30 adolescentes que están más interesados en mil cosas que en escuchar con atención lo que fue la amortización de Mendizabal

Además de este problema que siempre ha existido, ahora tenemos un aumento de la falta de respeto al profesor que antes se puede decir que escaseaba o que directamente no existía. Esta es la realidad y hay que intentar todos los días hacerse respetar.

Todo ello, como es normal genera estrés en los profesores y hace que cuando lleguen las vacaciones, especialmente las de verano, uno intente desconectar en nuestros largos periodos vacacionales, aunque os aseguro que es totalmente necesario para desconectar un poco y volver en septiembre con las pilas realmente cargadas.

En verano, suelo irme a una casa de la playa que tengo en Los Alcázares Murcia y desconecto todo lo que puedo y más. Algo que adoro es leer y las panzadas que me meto leyendo libros en el porche son de órdago.  Al ser profesor de historia, me encanta leer libros de historia, especialmente del siglo XX, que es el que más interés me despertó desde siempre, quizás porque nací en él y porque adoro leer cosas sobre la Segunda Guerra Mundial.

Un compañero mío me recomendó echar un vistazo a la web que tiene la editorial Ediciones Aljibe y la verdad que me sorprendió bastante. Hablamos de una editorial que es bastante conocida, pero nunca me había dado por entrar en su web y vi bastantes libros para educar a los alumnos, donde puede uno mejorar con ciertos consejos que dan. Ahora que yo también soy padre, también me gusta comprar algún libro sobre temas que me puedan interesar. De los cuatro libros que me compré en su web, uno sobre el cuento infantil realmente me fascinó.

Era un libro que está especialmente dirigido a las personas que adoran los cuentos infantiles y que quieren profundizar en el comportamiento específico que tienen los distintos géneros de la literatura infantil y juvenil. El libro además no solo ha querido quedarse con su atractivo, también aborda otros temas como la literatura infantil, la poesía, el teatro, el tebeo o el cómic, así como los álbumes ilustrados.

Me pareció un recorrido bastante interesante por las lecturas importante que ayudan a los niños y jóvenes a descubrir el mundo que nos cuentan y una base fundamental para ir construyendo los cimientos de los niños y jóvenes para cuando tengan que entrar en la vida adulta y afrontar los problemas de la mejor manera.

Buena parte de mi tiempo actualmente lo pasamos leyendo por ordenador, pero el placer que experimenta uno leyendo libros no creo que pueda ser igualado. Uno disfruta especialmente cuando tiene tiempo libre y es que leer un buen libro, si te interesa la temática es de las mejores cosas que se puede hacer en cuanto a ocio.

Un primo mío que no fue un buen estudiante en su época, ahora gracias a mí ha descubierto el placer de la lectura. El mismo me dice que se arrepiente de no haber valorado en su momento los beneficios de leer, pero como le dije, estaba a tiempo y ahora en más de una ocasión nos pasamos libros que a cada uno le parecen interesantes.

No puedo dejar de aprovechar que me estás leyendo para recomendarte que intentes leerte un libro de una afición que tengas, o una novela. Es de las mejores formas que puede haber para entrar en este mundo. La mayoría de la gente que no lee es porque lo asocia a estudiar, pero no es así. Aprender siempre es bueno y está claro que leyendo aprendemos, desde vocabulario (ganamos en riqueza) como en el propio conocimiento que adquirimos, con independencia de la materia de la que se trate.

Así que ya sabes, si lo que quieres es relajarte de verdad, no te olvides de llevarte en tus vacaciones o en el tiempo de ocio un buen libro, un placer que lleva años acompañándonos.