La mejor escapada es la de una despedida de soltero

Una boda es un evento entrañable pero no solo por el hecho de que dos personas contraigan matrimonio. Aunque bien es verdad que eso es lo principal, una boda es mucho más que un día de diversión, promesas y cenas. Especialmente entre quienes son más jóvenes y quieren hacer de ese momento algo inenarrable, memorable y todavía más especial.

Las despedidas de soltero son, sin lugar a dudas, las mejores aliadas para ello. Esta tradición está cada vez más extendida entre todos aquellos que deciden pasar por el altar y, en ocasiones, proporciona un elemento de relajación y escapada del estrés que es fundamental en los días o semanas previos a la boda. Sin embargo, para que una despedida de soltero sea formidable hay que saber en quién podemos confiar, ya que es un evento que puede llegar a tener una compleja organización y que por tanto no puede estar en manos de cualquiera.

Hace dos años, Rodrigo, uno de los integrantes de mi grupo de amigos, nos comunicó que se casaba. Era el primero de la pandilla que decidía hacerlo, y lo cierto es que sus palabras nos sorprendieron a todos a pesar de que ya llevaba saliendo más de cuatro años con la que hoy es su mujer. Rodrigo nos dijo también que la boda tendría lugar el próximo año (que fue el pasado) por lo que entre todos los demás miembros del grupo comenzamos a pensar en ideas para preparar una despedida de soltero a lo grande.

Éramos principiantes en la materia y, a pesar de ello, se nos ocurrían un montón de sitios a los que rendir visita, todos ellos en la costa mediterránea: Torremolinos, Roquetas de Mar, Benidorm, Alicante o Lloret de Mar eran los principales. Teníamos que elegir uno de esos lugares y la verdad es que decidir se había convertido en una cuestión más que necesaria para continuar organizándolo todo.

Pero, ¿cómo decidirnos por uno de esos espectaculares lugares? Decidimos hacerlo teniendo en cuenta las empresas organizadoras de despedidas de soltero que hubiera por las diferentes zonas. Después de descubrir la Agencia Hot Despedidas, una empresa organizadora de despedidas de soltero en Benidorm, lo teníamos mucho más claro. Esas localidades eran perfectas para el tipo de despedida que deseábamos.

Con dicha agencia teníamos la posibilidad de alquilar un barco para formar parte de una fiesta y organizar a su vez una capea, un evento que también suele ser bastante demandado entre todos aquellos que desean celebrar sus despedidas de soltero a lo grande. Se trataba del tipo de despedida que deseábamos dedicarle a Rodrigo apenas un par de semanas antes de que se casara.

Un fin de semana inolvidable

El fin de semana de la despedida llegó más rápido de lo que esperábamos. Lo teníamos todo preparado para que tanto Rodrigo como nosotros pasáramos unos días realmente entrañables, algo que por supuesto terminaría ocurriendo. La fiesta en el barco que habíamos reservado tendría lugar en Benidorm y fue absolutamente espectacular. No faltó de nada. Estuvimos perfectamente atendidos en todo momento y, en un entorno espectacular, disfrutamos de unas horas que recordaremos durante mucho tiempo.

Al día siguiente tocaba el turno para la capea en la ciudad de Alicante. Aquellas horas también fueron muy especiales porque lo pasamos genial y reímos una auténtica barbaridad. Rodrigo estaba absolutamente encantado. No se esperaba que hubiésemos preparado todo aquello para él. Se mostraba emocionado y agradecido, y lo cierto es que todos nosotros también lo estábamos con Hot Despedidas, que nos había facilitado los servicios y nos los había dejado a un precio aceptable para nuestras respectivas economías.

Ha pasado alrededor de un año de aquella magnífica escapada y todavía nos acordamos de muchos de los momentos vividos. Muchos de los miembros del grupo estamos en edad de casarnos y, si toca volver a organizar una despedida, ya sabemos a quién acudir para hacer del evento algo increíble e inolvidable.