Cómo reclamar a una agencia de viajes

No hay nada más ilusionante que viajar. Tiempo de relax, de descanso, de conocer nuevas culturas. Pero yo me aventuraría a decir que mejor que viajar es preparar un viaje. Me explico cuando preparas un viaje todo es ilusión. Vas contando los días para poder estar en tu destino. Sin embargo, una vez que ya estás allí, lo único que piensas es que los días van pasando, que cada día es uno menos y que ya tienes que volver a trabajar.

Pero aún peor que todo esto es pensar que una agencia de viajes te puede arruinar toda tu ilusión. De ahí que te vayamos a dar una serie de consejos para saber cómo hay que reclamar a una agencia de viajes si tienes algún problema.

Hablar con la agencia

Lo más recomendable es poner en conocimiento de la agencia con la que hayamos contratado, del organizador o del prestador del servicio (por ejemplo, un hotel), desde el momento en que no se está conforme con el servicio que se nos ofrece, la situación y exigir una solución. Desde ese momento el agente, el organizador y el prestador del servicio harán lo posible por solucionar nuestra situación. Lo mejor es tener todos los papeles, contratos y sobre todo hacer fotos, muchas fotos, porque serán las que nos sirvan posteriormente para hacer la denuncia.

Una vez que ya estemos en casa, hay que acudir a la agencia de viajes donde se formalizó el contrato de viajes combinados para ponerles en antecedentes y si no se pliegan a compensarnos, cumplimentar una hoja de reclamaciones. Las agencias de viajes deben disponer de hojas de reclamaciones a disposición del consumidor por Ley. Así que si no te la quieren dar, debes ir informado y saber que esa es su obligación.

Argumentado

La mejor reclamación debe estar bien estructurada, relatando todos los pasos dados como usuarios reclamantes y la reacción de la parte reclamada al respecto. Las reclamaciones relativas a agencias de viajes se han de presentar ante la Consejería de Turismo de la comunidad autónoma correspondiente, la cual realizará una mediación amistosa para intentar dar solución al objeto de la reclamación.

Si tras la mediación de la Consejería de Turismo de nuestra Comunidad autónoma no existe resultado satisfactorio es el momento de solicitar un arbitraje de consumo o bien acudir a la vía judicial. En este caso lo mejor es estar asesorado, una visita a Trámites Fáciles Santander te puede servir para asesorarte para dar posteriormente los pasos correctos. Si se opta por los tribunales de justicia, habrá que armarse de paciencia, buscarse abogado (y tal vez procurador en función de la cuantía) y esperar, porque ya sabemos que las cosas de palacio van despacio.

Indemnizaciones

Además hay que estar atento a las indemnizaciones. En caso de que el vendedor cancele el viaje en los 21 días anteriores al inicio del mismo, la ley obliga a aquel a devolver al cliente el importe y a indemnizarlo por una cuantía similar a la que el turista tendría que pagar si renunciara a su viaje (por lo general es un 50% del precio del viaje en los 8 días anteriores, un 75% entre 7 y 3 días antes y el 100% 3 días antes).

Si el vendedor anula el viaje una vez éste haya comenzado, el cliente tendrá derecho a percibir, además del importe del viaje, una indemnización equivalente a la parte que ya se haya pagado. Sin embargo, los turistas que permanezcan bloqueados en algún lugar no pueden percibir una indemnización. La ley únicamente obliga al vendedor a garantizar el transporte de vuelta del cliente, proporcionándole, llegado el caso, un billete de otra compañía.

Otro aspecto  a tener en cuenta es que antes de contratar un seguro de viajes, comprueba que tu seguro personal no cubre ya los riesgos relacionados con los viajes. Por lo general no basta con este último y, aunque sea opcional, te recomendamos encarecidamente que contrates un seguro de cancelación o, mejor, un seguro contra todo riesgo que cubra los gastos de cancelación, los gastos sanitarios, la repatriación, el equipaje… Asimismo, es recomendable pagar con tarjeta de crédito, una forma de pago que incluye por lo general un seguro.

Todos estos datos tienes que tenerlos muy en cuenta si quieres reclamar a una agencia de viajes.